Menú

Adelgazar NO es Contar Calorías

Adelgazar no es contar calorías

Adelgazar no es contar calorías, aunque este sea uno de los objetivos que los médicos y especialistas en nutrición buscan a la hora de adelgazar y que se conoce como déficit calórico.

La teoría del déficit calórico parece tan fácil como quemar más calorías de las que ingieres a diario, algo que puedes conseguir consumiendo una dieta baja en calorías y haciendo ejercicio intenso.

Sin embargo, muchos estudios realizados confirman que adelgazar va mucho más allá de lograr una diferencia entre las calorías que consumes y las que quemas.

Y es que debes tener en cuenta que no todas las calorías son iguales, y que tu cuerpo y tu metabolismo son más que una balanza que se inclina hacia un lado u otro de acuerdo a este criterio.

Adelgazar NO es contar calorías y no funciona a la hora de perder peso.

Veamos por qué:

Cuando reduces el número de calorías que consumes, sin tomar en cuenta otros factores, tu metabolismo responde haciéndose más lento lo cual sabotea tus esfuerzos por perder peso.

Tal vez en los dos o tres primeros días veas un cambio en la balanza, pero después vas a notar que comiendo muchas menos calorías o las mismas que comías antes, tu peso comienza a aumentar.

Esta es una de las razones por las que pierdes muy poco peso con una dieta y de hecho lo recuperas con mayor velocidad y en mayor cantidad.

Esto es tu organismo tratando de que entiendas que no es una calculadora.

Que es más complejo y depende de factores que influyen en el metabolismo, en el equilibrio de tu cuerpo y en la manera cómo absorbes los alimentos.

Veamos entonces otros factores que pueden influir en el éxito o fracaso de un cambio de alimentación cuyo objetivo sea perder peso.

Come Saludable

Come saludable Procesados NO

Lo primero que debes hacer es eliminar, en lo posible, de tu dieta los alimentos procesados, en los que por regla general se elimina la fibra y se sustituyen nutrientes naturales por aditivos químicos.

Al eliminar la fibra y, por ejemplo, remplazar las grasas naturales con algún tipo de azúcar (productos del tipo 0%) se aumenta de inmediato el índice glucémico.

Esto significa que los alimentos pasan con mayor rapidez al torrente sanguíneo provocando un aumento abrupto en los niveles de insulina.

El aumento en la insulina provoca por una parte que se inhiba la quema de grasa corporal, y por otra parte, se generan picos de glicemia que causan hambre y antojos difíciles de controlar.

Entonces usar la cantidad de calorías en un alimento como guía no es lo mas acertado.

Aunque un alimento tenga pocas calorías puede estar activando tu insulina y saboteando tus esfuerzos.

Así puedes notar que no es lo mismo comerte un buen trozo de carne con una ensalada, aunque contenga grasas y otros ingredientes que te han vendido como ricos en calorías, que comerte un paquete de galletas o papas fritas, con igual número de calorías.

En el primer caso te sentirás saciado y no tendrás ganas de comer nada más.

En el segundo caso, mientras más comas más ganas tendrás de seguir comiendo, terminarás con todas las galletas o papas, y a los pocos minutos sentirás hambre de nuevo.

Recuerda: Adelgazar NO es contar Calorías

Esto es lo que se conoce como la montaña rusa de los picos de azúcar en sangre, y terminarás comiendo muchas más calorías de las que realmente necesitas.

Pero no sólo eso, los alimentos procesados causan daño en nuestro cuerpo, alteran las hormonas y generan procesos inflamatorios, incluso a nivel cerebral.

No te castigues

No te castigues

Llevar una alimentación saludable y que te ayude a adelgazar no significa necesariamente que debas renunciar a todo lo que te gusta o que debas comer cosas que no te gustan y que te hacen sentir castigado.

 Y es que una dieta hipocalórica te va a dar instrucciones de cocina como: pechuga de pollo hervida, papas al vapor sin aderezo, ensalada de vegetales sin aderezo, pan integral sin mantequilla, huevos hervidos, etc.

El mensaje:

Si es desabrido, con poco gusto, seco, soso y que te haga sentir “a dieta”,  te ayuda a adelgazar.

Esto no tiene sentido, si renuncias a todo lo que te gusta y hace sentir saciado, más pronto que tarde terminarás abandonando cualquier intento de adelgazamiento.

Por eso es tan importante que tu estrategia de pérdida de peso no se base en el recuento de calorías sino más bien en el equilibrio de los macronutrientes.

Una dieta sana y equilibrada consiste en  comer alimentos ricos en proteínas, carbohidratos sin almidón y grasas saludables.

Un estilo de alimentación en este sentido, te permite comer alimentos agradables, sabrosos y que te nutren y sacian de manera agradable, sin sentirte castigado y a “dieta estricta.”

Este es el fundamento de una dieta cetogénica o keto y también de un estilo de alimentación baja en carbohidratos o Low Carb.

Aprende qué comer

La mejor manera para obtener buenos resultados en tus esfuerzos para adelgazar es saber escoger los alimentos adecuados.

De nuevo: Adelgazar NO es Contar Calorías

En Keto Fácil optamos por una alimentación LCHF por sus siglas en inglés (Low Carb High Fat) o baja en carbohidratos y alta en grasas, como la mejor alternativa de alimentación saludable

Así que te invitamos a aprender más sobre este estilo de alimentación en nuestra categoría Dieta Cetogénica

Una alimentación que incluye proteínas, carbohidratos complejos, fibra y grasas saludables, obviamente con ciertos criterios  que debes seguir para que sea realmente una alimentación sana.

El primer criterio es que elijas siempre alimentos naturales, no procesados, alimentos que provengan de la naturaleza sin procesos adicionales diferentes al lavado y empaque.

Muchos vegetales que no contengan almidón, frutas bajas en fructosa como los frutos rojos, grasas naturales saludables como el aceite de oliva, el aguacate, las nueces, mantequilla, crema de leche, quesos ricos en grasa y carnes con contenido de grasa y proteínas de alta calidad.

Para una lista completa de alimentos keto visita ¿Qué comer y qué no comer en la dieta keto?

Muévete

Muévete

Es muy importante moverte,  no solo para adelgazar, sino porque es un hábito fundamental para tu salud física y emocional.

Y quiero que tengas muy claro que no me refiero a pasar horas en el gimnasio o a realizar complicadas rutinas de ejercicio, trotar 10 kilómetros diarios  o contratar un entrenador personal.

Se trata de mantenerte físicamente activo, subir escaleras, caminar más, hacer una rutina de yoga así sea de 10 minutos, hacer pausas activas, estiramientos, bailar, saltar lazo, cualquier actividad que te saque del sedentarismo habitual.

Moverte de cualquier manera es un hábito fundamental para mantener un peso saludable y lograr una salud óptima.

La actividad física regular,  como parte de tu rutina diaria, te ayudará a envejecer mejor, a mantener un peso saludable  a conservar la masa muscular, la flexibilidad de músculos y articulaciones y a acelerar tu metabolismo.

Sé paciente y realista al medir tus resultados

Es claro que una de las motivaciones más grandes, al iniciar un método de pérdida de peso, son los resultados,

También es una realidad el bombardeo de promesas mágicas de pérdida inmediata de peso sin poner de tu parte, sólo con un suplemento o una pastilla mágica.

Es importante encontrar un equilibrio para todo,  si el nutricionista te ordena una dieta hipocalórica que no funciona, obviamente cuando vayas a control te va a culpar a ti por la ausencia de resultados.

¡No es tu culpa! Llevas años tratando de perder peso pasando hambre, comiendo pechuga y lechuga y haciendo ejercicio como loco.

Adelgazar NO es contar calorías.

Conclusión: NO FUNCIONA – ESTRATEGIA EQUIVOCADA

Por otra parte si optas por un estilo de vida keto o low carb, te aseguro que los resultados se van a dar… pero ¿en qué medida?

¿Realmente crees que vas a eliminar todos los kilos acumulados por años de malos hábitos en un mes?

Si es así dejame decirte que estás en el modo “pensamiento mágico” y sé bien de lo que hablo, en nuestro grupo privado en Facebook Keto Fácil, recibo casi a diario consultas del tipo:

“Hola, llevo una semana en keto y “apenas” he bajado 2 kilos ¿Qué estaré haciendo mal?

¿Es en serio? 2 kilos en una semana y ¡creen que algo está fallando! …

¡Pensamiento Mágico! puedes ver Nuestro vídeo en YouTube para saber más acerca de las expectativas irreales y el pensamiento mágico

Las piezas clave en cualquier cambio de hábitos son el compromiso, la paciencia y la constancia.

No puedes culpar a tu cuerpo y mucho menos exigirle resultados inmediatos, que borren el daño que tu le has causado con tus malos hábitos.

Ahora bien, si eres realista y consciente, entenderás que aunque toma tiempo, vas a comenzar a notar cambios, beneficios  y mejoras en tu cuerpo, salud y estado de ánimo casi de inmediato.

Si quieres conocer todos los Beneficios de la dieta keto lee Beneficios de la Dieta Cetogénica

Mide tus resultados con amor por ti mismo, cada logro es un paso adelante, el único indicador de éxito no son los gramos perdidos.

Notarás tu ropa más holgada, tendrás mayor movilidad, te sentirás con mayor energía… todos reaccionamos diferente y tenemos metas distintas.

Lo realmente importante es que te trates con respeto y consideración, que trates a tu cuerpo con amor y aprendas a escucharlo.

Y por favor, deja de culparlo por tus excesos, tu cuerpo es como tu hijo: come lo que le das, hace lo que le pides e intenta por todos los medios posibles mantener el equilibro por encima de tus malos hábitos.

¿Qué tal si trabajas en equipo con él, lo escuchas, prestas atención a sus señales y le das lo mejor de ti para que te ayude a vivir la vida que te mereces?

Si quieres comenzar con tu Estilo de Vida Keto sin errores y sin riegos, con toda la información y con el mayor amor y cuidado por ti y por tu cuerpo, te invito a conocer nuestra colección de 3 e-books Keto en 3 Semanas

Nuestras publicaciones diseñadas para apoyarte en tu Estilo de Vida Keto y Low Carb, clic en las imágenes para conocerlas

Sin comentarios

    Deja una respuesta

    Hablemos por WhatsApp