Menú

¿Qué es la dieta low carb o baja en carbohidratos?

Básicamente la dieta low carb o baja en carbohidratos es una variación más liberal de la dieta cetogénica o keto.

Ambas se basan en el mismo principio: comer menos carbohidratos y aumentar el consumo de grasas saludables. 

Es decir una dieta low carb estricta o muy baja en carbohidratos es nuestra famosa dieta cetogénica o keto.

Y si, por mucho tiempo nos han dicho, no como rumor o comentarios sueltos, sino opiniones calificadas de médicos y nutricionistas, que la grasa es perjudicial para la salud, que engorda, tapa las arterias, sube el colesterol y produce enfermedades cardiovasculares.

Sobre los famosos alimentos light y 0%

Las dietas recomendadas por la mayoría de los profesionales de la salud, los menús de los jardines infantiles y colegios, las directrices nutricionales gubernamentales y en general el statu quo, promueven el consumo de alimentos Light, bajos en grasa.

Estos alimentos son modificados mediante procesos  que simplemente añaden azúcar y aditivos para imitar el sabor y textura de las saludables grasas naturales,

Así que cuando vas al supermercado puedes ver los estantes y los refrigeradores repletos de alimentos etiquetados como 0%, light, bajo en grasa, cero colesterol,  100% natural y saludable.

Es claro que desde que se implementó la tendencia de suprimir las grasas naturales para remplazarlas por carbohidratos y productos altamente procesados, se ha dado un aumento en la incidencia de diabetes, obesidad y otras enfermedades relacionadas con el consumo desenfrenado de carbohidratos, que caracteriza la dieta promedio del ciudadano occidental.

Si esta recomendación nutricional que propende por un bajo consumo de grasas fuera acertada, los resultados serían otros.

No se trata de imponer un punto de vista sino de atenernos a los hechos, toda teoría se mide por el resultado de su aplicación. 

¿Eliminar lo natural a favor de lo procesado?

Afortunadamente, en los últimos años se ha generado una nueva ola de estudios que logran demostrar que no hay ningún motivo, que justifique el eliminar las grasas naturales de la dieta diaria.

La grasa es parte de la composición de muchos productos naturales, la especie humana los ha consumido sin problema a lo largo de su evolución.  

En cambio el azúcar, los almidones, los productos procesados y los aceites refinados están muy lejos de ser productos de la naturaleza.

¿Qué sentido tiene dejar de consumir lo que la naturaleza nos brinda para pasar a consumir lo que la industria alimenticia produce?

Bien, esa es la idea básica de una dieta low carb o baja en carbohidratos: reducir o eliminar los azucares, almidones, productos procesados y aceites refinados y aumentar el consumo de grasas naturales de alta calidad y alimentos reales.

Insulina y Azúcar en sangre o Glicemia

Con este cambio en la alimentación los niveles de azúcar en sangre  y los de insulina tienden a estabilizarse. 

La insulina es la hormona que favorece el almacenamiento de la glucosa sobrante en forma de grasa.

Al estabilizarse sus niveles,  la quema de grasas aumenta, el control de los picos de glicemia  te ayuda a no sentir hambre ni antojos.

De esta manera se reduce el consumo de comida, con la consecuente pérdida de peso corporal.

Muchos estudios demuestran la alta efectividad en la pérdida de peso y control de la glicemia de una dieta lowcarb baja en carbohidratos y alta en grasa vs una dieta baja en grasa y alta en carbohidratos.

¿Cuántos carbohidratos puedo comer?

Lo lógico es que mientras menos carbohidratos comas, menores serán tus niveles de azúcar en sangre y de insulina, como resultado más peso bajarás.

Todo dependerá de tus metas de peso y salud, cada persona es un mundo y tiene diferentes niveles de necesidad y por lo tanto de exigencia.

Si tienes un sobrepeso considerable deberías considerar una alimentación low carb estricta, con niveles de carbohidratos del 5% de tu consumo diario, es decir una dieta cetogénica.

Del mismo modo, si sufres de síndrome metabólico, resistencia a la insulina, diabetes tipo 2 y otras enfermedades asociadas a altos  niveles de azúcar en sangre y/o insulina,  la recomendación es la misma.

Otro caso en el que una dieta cetogénica es aconsejable es la adicción al azúcar.

Bien sabes que la única forma de controlar una adicción es suprimiendo la sustancia que la causa, en este caso el azúcar y su componente básico, la glucosa.

Por lo tanto todos los alimentos, dulces o no, que contengan carbohidratos simples, favorecerán y mantendrán activa la adicción. 

Low carb o baja en carbohidratos como estrategia de mantenimiento del peso

Cuando alcances tus metas de peso y/o salud entonces podrás considerar una alimentación baja en carbohidratos más relajada.

Será el momento para aumentar el porcentaje de carbohidratos ligera y gradualmente, luego controlar  tus niveles de glicemia e insulina, tu peso, tus niveles de energía y tu estado de ánimo.

Todos estos indicadores te harán saber tu tolerancia o no, a un aumento en el consumo de carbohidratos. 

Cada organismo es diferente y sólo a través de la prueba podrás saber cómo tu cuerpo reacciona a este incremento en el consumo de carbohidratos.

Si puedes pasar de 20 gramos diarios a 50 o un poco más, ya estarás en una alimentación low carb.

Lo aconsejable es que te mantengas por al menos seis meses en keto, para alcanzar un estado llamado flexibilidad metabólica:

Un estado natural que le permite a tu cuerpo el cambio de combustible sin necesidad de un periodo de adaptación. 

¿Qué gano con una dieta lowcarb o baja en carbohidratos?

Las ventajas y beneficios son muchos, el primero que mencionaría respecto a una dieta low carb es que es el paso siguiente a la dieta cetogénica o keto:

Seguir con un estilo de alimentación bajo en carbohidratos de manera habitual, evitará el efecto rebote, no sólo en tu peso sino en tus indicadores de salud, en tu energía y estado de ánimo.

Es por eso  que mi consejo es que hagas de la alimentación low carb un hábito permanente, que esté presente en tu vida cuando haces mercado, cuando cocinas, cuando sales a comer, cuando elijes un refrigerio.

Ten siempre en mente que eres low carb y no que haces dieta low carb, esto te ayudará a no descarrilarte ni perder el control.

Esto no significa que no puedas, como excepción, satisfacer un antojo de vez en cuando:  el pastel en un cumpleaños,  un pedazo de pizza, un sándwich o una hamburguesa, siempre teniendo como norte que ERES LOW CARB.

En pocas palabras Low carb o bajo en carbohidratos es tu regla de alimentación y cualquier exceso ocasional es la excepción que confirma esta regla. 

Pérdida de peso:

Reducir lo mas posible el consumo de carbohidratos en tu vida, como hábito permanente, será tu mejor decisión para mantener un peso óptimo y saludable a largo plazo.

Comer bajo en carbos hace que sea más fácil adelgazar y mantener el peso sin pasar hambre y sin tener que contar calorías.

Beneficios para la salud:

Pero no todo termina ahí, la mayoría de las personas que comienzan una alimentación low carb lo hacen con el propósito de adelgazar, muy pronto se dan cuenta de los efectos benéficos que tiene sobre su salud.

  • Revertir enfermedades relacionadas con la glucosa sanguínea y la resistencia a la insulina, como la diabetes tipo 2 y el síndrome metabólico. Bajo supervisión medica, los diabéticos tipo 1 pueden mejorar de manera evidente sus niveles de azúcar en sangre.
  • Reducir la inflamación corporal, causante de enfermedades fisio y neuro degenerativas y auto inmunes.
  • La función intestinal mejora notablemente, se disminuye o elimina la flatulencia, los cólicos estomacales, la indigestión, las diarreas, el reflujo, la gastritis y otros problemas intestinales.
  • La alimentación low carb reduce significativamente los antojos por el dulce y los atracones de golosinas, es el aliado perfecto para tratar adicciones al azúcar.
  • Aumenta la concentración mental, ayuda a regular el estado de ánimo e incrementa los niveles de energía corporal así como  la eficiencia física y mental. 
  • Y aún hay más, las personas hipertensas logran una reducción significativa en su presión arterial.
  • Los ataques de migraña disminuyen casi a cero.
  • Revierte la infertilidad causada por síndrome de ovario poliquístico, condición derivada de los altos niveles de insulina. 
  • Disminuye el riego de enfermedad cardiovascular
  • Tiene efectos positivos sobre el acné y la calidad de la piel 
  • Puede ayudar a controlar las células cancerígenas que se alimentan de glucosa. 

¡Un estilo de Vida!

En resumen, la alimentación low carb es una decisión sensata y acertada.

Es ideal para las personas que quieren cuidar desde ya su peso y su salud y que aspiran a llegar a la vejez con toda la energía, lucidez  y vitalidad que necesitan.

Un estilo de vida que les ayudará a disfrutar de una vida que cada vez se extiende más tiempo, después del retiro. 

Y es que en realidad es un estilo de vida sencillo y placentero,  simple aunque no fácil.

Para lograrlo es necesario adquirir algunas habilidades y destrezas en  la cocina, capacidad de adaptación, creatividad y mucho, muchísimo  amor propio.

Encontrarás tantas ideas, recetas y posibilidades, tantas mejoras y beneficios, que no sentirás la necesidad de regresar a tus viejos hábitos. 

¿Quién querría volver a la obesidad y a la enfermedad teniendo la solución en sus manos?

Conoce todos los beneficios de iniciar una dieta Keto >>

Visitas 1629 Hoy 0

Sin comentarios

    Deja una respuesta