Menú

Superar el Hambre sin Comer 10 consejos

superar el hambre sin comer

Si, se puede superar el hambre sin comer, debes tener en cuenta que eso que sientes la mayoría de las  veces no es hambre real, eso no significa que no la sientas y que no te mortifique.

Tampoco estamos hablando de usar la fuerza de voluntad para superar el hambre y sentir que te estás sacrificando y restringiendo.

El hambre es un estimulo complejo que tiene su origen en múltiples factores no fisiológicos, pero no te preocupes hoy te traemos 10 consejos para superar el hambre sin comer, sin castigarte y haciendo uso de estrategias muy sencillas de implementar.

Así que comencemos:

Establece un por qué poderoso

Para lograr motivación y transformación es necesario que tengas un por qué poderoso que sea tu fortaleza y te ayude a  mantenerte firme en tu propósito.

Este motivo te ayudará a mantenerte firme en el control de tus impulsos por comer.

Un por qué puede ser querer más salud, perder peso, verte mejor, tener mayor movilidad, energía o claridad mental.

Enfocarte en el logro de tus objetivos te ayuda a implementar esas acciones necesarias para evitar sabotear tus propósitos y esfuerzos.  

Toma mucha agua

En primer lugar el agua es el elemento fundamental del cuerpo humano, un cuero hidratado funciona de maravilla , puede liberarse de toxinas, los riñones funcionan mejor y tu cuerpo estará perfecto por dentro y por fuera.

Por otra parte, es muy habitual que al estar deshidratado confundas la señal de sed con hambre, por eso una excelente estrategia es que cada vez que sientas hambre antes de comer bebas un vaso de agua.

Procura tomar toda el agua que puedas al despertar ya que esta ayuda a liberar las toxinas que se han depurado durante el sueño.  

Agrega algo de sabor a tu agua con limón, naranja o menta para añadir variedad y mantenerte interesado en beberla.

Ignora tus antojos.

Otra estrategia  para controlar el hambre es entender que los antojos no significan hambre real. Además, debes entender que los antojos no son físicos sino psicológicos, así que no tienes que ceder a ellos.

Evita los alimentos y bebidas procesadas. Estos alimentos suelen ser altamente calóricos y pueden aumentar el hambre y la secreción de insulina  lo que puede interferir con el control de tu peso.

Si tienes un fuerte antojo de comida poco saludable, utiliza alguna de las estrategias planteadas como beber agua, café, un caldo o infusión.

Distrae tu atención y toma consciencia, una buena práctica es preguntarte si en realidad tienes hambre o sólo se trata de ganas de comer por hábito.

No sé si te pasa que estás viendo televisión o leyendo y sin tener hambre comienzas a hacer un escáner mental de la nevera y la alacena a ver de qué te antojas.

Ahí puedes darte cuenta de que los antojos son psicológicos, mentales y no fisiológicos, así que no caigas en la tentación.

Dieta cetogénica

Para evitar el hambre, asegúrate de seguir una alimentación baja en carbohidratos y rica en grasas y proteínas saludables.

El mejor estilo de alimentación para controlar el hambre y los antojos es una dieta cetogénica. que no contenga azucares ni harinas refinadas fuentes de glucosa.

Las dietas latas en grasa y proteína son ideales para controlar los picos de azúcar en sangre que provocan hambre y antojos.

Una dieta keto te provee energía estable, saciedad, lucidez y sobre todo equilibrio hormonal

Esto es muy importante ya que de este equilibrio depende la secreción de insulina y leptina, las dos hormonas que regulan las señales de hambre y saciedad y controlan el metabolismo.

Incorpora en las comidas proteínas como el pollo, el pavo, el atún, los huevos  y el tofu, estas proteínas ayudan a llenar el estómago y a aumentar la saciedad. Esto reduce el hambre y la ansiedad al comer demasiado.

¿Quieres ser keto pero no sabes cómo comenzar?

En ese caso tal vez quieras conocer nuestra guía de inicio De Cero A Keto en 3 Semanas una guía clara, práctica y muy completa y además no vas a estar sol@ durante tu proceso.

Bebe café e infusiones

Una excelente estrategia es tomar café y tras infusiones como te, cacao, mate e incluso caldos de carne, pollo o pescado.

Estas bebidas son ideales para prolongar tu ayuno, si haces ayuno intermitente, ya que no lo rompen incluso si les agregas una cucharada de mantequilla o aceite de coco pueden favorecer la formación de cuerpos cetónicos en tu estado de cetosis.

El café contiene variedades de catequinas, cafeínas y ácidos poli fenólicos, que todos juntos contribuyen a disminuir el apetito.

Puedes beber también otro tipo de infusiones: hay muchas hierbas y especias que ayudan a disminuir el hambre.

Algunas infusiones, como el té verde, el té rojo y el té negro, son ricas en antioxidantes y pueden satisfacer parte de tus necesidades de líquidos hidratantes sin aporte de calorías.

Es importante beberla sin azúcar, edulcorantes ni leche o crema.

Come  grasas puras y saludables

Incluye en tu alimentación alimentos ricos en grasas saludables: Algunos alimentos como los frutos secos, semillas, aguacate y pescado graso, contienen cantidades saludables de grasas. Estos alimentos ayudan a sentirse satisfecho durante más tiempo.

Tomar un suplemento de grasa saludable como el aceite de oliva, el aceite de coco y el aceite de aguacate puede ayudar a controlar el hambre.

Estos suplementos contienen ácidos grasos omega-3 y omega-6 que ayudan a coordinar los niveles de insulina y azúcar en sangre y a controlar los antojos de alimentos poco saludables.

Evita  los estímulos

Mantén distancia de los sabores y olores tentadores, ver programas de cocina y recetas o libros de cocina con hermosas y tentadoras fotografías puede disparar tus antojos.  

Mantenerse lejos de los alimentos apetecibles es una de las mejores formas de evitar el antojo. Por lo tanto, evita entrar en áreas donde el olor a comida sea tentador o elije áreas menos estimulantes para descansar

Realiza algunas actividades divertidas, como pasear con tu mascota, practicar deportes, ver una película  o serie, hablar con un amigo o disfrutar de una actividad creativa como pintar, pueden ayudar a desviar tu atención de los antojos.

Mantente ocupado, cuando estás concentrado en una actividad puede suceder que hasta te olvides de comer y esto será perfecto si has tenido en cuenta tu hidratación y el consumo de grasas y proteínas saludables que te mantendrán hidratado, saciado y nutrido.

No comas por horario

No comer por horario significa comer únicamente cuando tengas hambre real.

En lugar de comer solo porque es un momento programado para la comida, es mejor verificar si tienes hambre real antes de tomar alimentos.

Es importante tomar una decisión consciente sobre cuándo comer, en lugar de simplemente seguir los horarios de alimentación establecidos. Esto implica leer los signos de hambre naturales y no comer demasiado cuando no se tenga hambre.

El simple hecho de comer un refrigerio o una comida regularmente puede ser suficiente para controlar el hambre. Esta estrategia significa prestar atención a sus señales físicas, más que confiar en el reloj y la hora de comer.

Come sólo en el lugar designado para comer

Comer solo en el lugar designado para comer ha demostrado tener un impacto positivo en la pérdida de peso.

Al comer sólo en el lugar designado, se refuerza la idea de que la comida es una actividad consciente y que debe ser tratada con respeto.

Esto ayuda a reducir las tentaciones innecesarias, el comer por la calle, caminando  o en cualquier lugar  

Este hábito tan simple te ayuda a planificar con anticipación tus comidas y a descubrir qué alimentos son los más saludables para ti.

Comer en lugares como la oficina o el estudio, frente al computador o al televisor, o en la cama mientras revisas tu celular,  te desconecta de la consciencia de lo que comes y te lleva a comer snacks poco saludables y a excederte en las cantidades y porciones.

Así que, si quieres mantenerte saludable, prueba a establecer como norma el comer solo en el lugar designado para hacerlo, sentado a la mesa, sin celular ni otra distracción, atento a lo que comes, al sabor olor y textura de los alimentos.

Ya veras como disfrutas muchísimo más de tus comidas y obtendrás una sensación mayor de satisfacción y saciedad.

Practica ayuno intermitente

Seguir un protocolo de ayuno intermitente de manera regular te ayudará a establecer en tu cuerpo la flexibilidad metabólica.

La flexibilidad metabólica tiene mucho que ver con nuestra fisiología evolutiva, los humanos no siempre hemos tenido disponibilidad ilimitada de alimentos como la que vivimos en la actualidad.

Nuestro  organismo está diseñado para lidiar con periodos de abundancia y escasez de alimentos, con estaciones de recolección en las que sólo se  consumían frutas, semillas  y bayas, o estaciones de solo cacería con consumo de grasas y proteínas en abundancia intercaladas con periodos de hambruna.

En estos  hábitos evolutivos  se fundamenta el ayuno intermitente, nuestro cuerpo requiere de periodos de descanso en la digestión para poder realizar funciones de limpieza y regeneración celular.

Así que si quieres obtener todos los beneficios  del ayuno intermitente y de paso obtener un mejor control del hambre implementa esta práctica en tu vida diaria con la mayor frecuencia posible.

Puedes obtener mayor información en nuestro articulo ¿Cómo comenzar el Ayuno Intermitente?

Hasta acá llegamos con nuestros 10 consejos para superar el hambre sin comer, leelos y aplicalos, verás cómo con muy poco esfuerzo lo logras.

Loading

Sin comentarios

    Deja una respuesta

    SÍGUENOS EN
    ketofacil.co
    Abrir chat
    1
    ¿Hablamos?
    Escanea el código
    Hola
    ¿Puedo ayudarte?