Menú

Formula infalible para quemar grasa corporal

fórmula infalible para quemar grasa corporal

En esta entrada vamos a conocer y a entender cuál es la formula infalible para quemar grasa corporal

¿Has oído hablar del ayuno intermitente?

Bien, pues debes saber que es una de las últimas tendencias en salud, y después de leer este articulo estoy segura de que querrás probar sus beneficios.

En este artículo te explicaremos la manera cómo el ayuno intermitente influye en el  metabolismo de la glucosa y de la grasa y veremos sus  potenciales beneficios para la salud.

También te diremos cómo puedes sacar el mayor provecho de este nuevo estilo  de  alimentación.

¿Es cierto que comer menos y contar calorías es una buena estrategia?

Has aprendido que  contar calorías te da la sensación de estar en control de lo que comes, sin embargo comer menos no es la solución para perder peso.

Estudios realizados en el año 2000 demostraron la pobre efectividad de esta estrategia de pérdida de peso, con una tasa de fracaso del 98%

La idea de que el metabolismo humano funciona como una fogata que quema calorías de manera indiscriminada, es obsoleta y debe ser revaluada.

Lo realmente  importante es conocer  de dónde proceden las calorías (de cuál macronutriente) para así medir su impacto sobre el metabolismo.

Debido a que las calorías son sólo una unidad de medida energética, su contabilidad sólo nos indica  cuanta energía ingresa al organismo.

Sin embargo, el cuerpo es una complejísima maquina bioquímica que se ve influenciada por diversos factores que van mucho más allá de la cantidad de energía consumida. 

Veamos:

El modelo bicompartimental

El llamado modelo bicompartimental, se refiere a cómo funciona en realidad el metabolismo.

Este modelo se basa  en el concepto de que el cuerpo posee dos compartimentos principales de reserva de energía y le permite controlar y gestionar la energía necesaria para mantenerse saludable.

Qué papel juega el glucógeno en el modelo bicompartimental

El glucógeno juega un papel importante en el Modelo bicompartimental del metabolismo de los carbohidratos.

En este modelo, el cuerpo funciona como un sistema de dos compartimentos: uno para el glucógeno circulante y el otro para los carbohidratos almacenados  en los músculos, el tejido graso y el hígado.

El glucógeno es el combustible de la glucólisis, el mecanismo metabólico principal del cuerpo para producir ATP (trifosfato de adenosina), la unidad energética utilizada por las células.

En otras palabras el  glucógeno es una reserva de energía a la que el cuerpo puede acudir cuando la necesite para sus actividades físicas y metabólicas.

Sin embargo, es una reserva energética a corto plazo.

El cuerpo almacena glucógeno en los músculos por un período de entre 18 a 24 horas para hacer posible su rápida degradación y metabolización.

Veamos ahora cómo funcionan  las reservas de grasa corporal

A diferencia del glucógeno  la grasa corporal es almacenada como depósitos de calorías para un uso futuro.

Estas reservas de grasa se encuentran principalmente alrededor del abdomen, muslos, caderas y espalda.

Cuando las reservas de glucógeno se agotan, el cuerpo para producir energía activa la lipólisis.

Qué es la lipolisis

La lipólisis o quema de grasa es el proceso opuesto al almacenamiento de grasas, o lipogénesis.

La lipólisis es un proceso metabólico en el que las grasas almacenadas son degradadas en una forma de energía llamada ácidos grasos libres, cuando el cuerpo necesita energía extra para sus funciones.

Cuando las reservas de glucógeno se agotan se activa la lipólisis.

Una enzima llamada lipasa  descompone las moléculas de grasa del tejido adiposo en ácidos grasos libres y glicerol.

Estos ácidos grasos libres y glicerol pasan al torrente sanguíneo, los músculos y el hígado donde se convierten en cuerpos cetónicos como fuente de energía.

Estos cuerpos cetónicos se utilizan entonces como combustible para el cerebro y el resto del cuerpo en remplazo  de la glucosa.

La lipólisis, por lo tanto desempeña un papel importante en la producción de cuerpos cetónicos que promueven la cetosis.

Cómo se accede a  las reservas de grasa corporal

Para que el cuerpo pueda usar las reservas de grasa corporal se debe reducir el contenido de glucógeno.

El glucógeno es la forma en la que el cuerpo almacena calorías y se encuentra principalmente en los músculos y el hígado.

Cuando las reservas de glucosa se agotan  los tejidos empiecen a usar la grasa como fuente de energía.

Para lograrlo, el cuerpo necesita consumir menos glucosa para estimular a los tejidos a quemar grasa.

En ausencia de glucógeno el tejido aumenta la quema de grasa, y así se logra la reducción del contenido de grasa corporal.

Así funciona el modelo bicompartimental

El modelo bicompartimental es como tener dos cuentas en el banco, una es la del dinero para el gasto diario (glucógeno) a la que tienes fácil acceso.

La otra cuenta, la de grasa corporal, está protegida con una clave de seguridad y en ella se guardan los ahorros para momentos de necesidad.

El cajero del banco que guarda las reservas y tiene la clave de  acceso a ellas es la Insulina.

La insulina y su papel en la formula infalible para quemar grasa corporal

La insulina tiene un papel fundamental en la regulación del contenido de grasa corporal.

Es la encargada de almacenar los  excesos de energía en el cuerpo, en forma de grasa.

También restringe el acceso a la cuenta de grasa corporal impidiendo que se usen los ácidos grasos como combustible, por lo que es esencial reducir los niveles de insulina para que el cuerpo queme grasa.

Un insulina baja es la clave de acceso a las reservas de grasa corporal para permitir que  el cuerpo pueda usarlas como combustible.

¿Cómo reducir la insulina?

La insulina es una hormona que se produce en el páncreas y se libera en la sangre cuando se consumen alimentos ricos en carbohidratos.

Facilita la absorción de glucosa en el tejido muscular y promueve el uso de la grasa como fuente de energía.

Cuando los niveles de insulina disminuyen, como ocurre durante el ayuno intermitente, se facilita el proceso de lipólisis, la descomposición de lípidos para liberar grasas para su metabolización.

Cómo afecta el ayuno intermitente la secreción de insulina

Cada vez que comemos se activa la secreción de insulina dependiendo del organismo y del tipo de alimentos que se ingieren.

En las personas que sufren de  prediabetes, diabetes tipo 2 y resistencia a la insulina la secreción de insulina no es normal.

Con un metabolismo dañado por malos hábitos alimenticios  el cuerpo necesita cada vez más cantidad de esta hormona para cumplir con sus funciones metabólicas.

El ayuno intermitente detiene la secreción de insulina por lo que su objetivo principal no es, como muchos afirman, comer menos sino controlar los niveles de insulina para favorecer la lipolisis y la quema de grasa corporal.

Además es una estrategia  muy efectiva para controlar y revertir todas las enfermedades causadas por un exceso en la secreción de insulina.

La principal de ellas es la obesidad, la enfermedad más común en el hombre  moderno.

Una dieta baja en carbohidratos nos permite acceder a las reservas de grasa corporal

alimentación baja en carbohidratos

Además de hacer ayuno intermitente también es importante controlar la cantidad de glucosa que ingerimos para poder acceder a las reservas de grasa corporal.

¿Cómo comenzar el Ayuno Intermitente?

Esta es la razón por la que las dietas hipocalóricas no son efectivas para quemar grasa corporal o si lo logran el resultado no es sostenible en el tiempo.

Entonces hacer ayuno intermitente y romperlo con carbohidratos simples como azucares o harinas refinados o alimentos ultra procesados ricos en glucosa es tiempo perdido.

La insulina se activa de inmediato  y la clave de acceso a las reservas se bloquea.  

La insulina pide glucosa en forma de hambre y antojos y si no las obtiene en lugar de iniciar la quema de grasa envía una señal de alarma para  reducir el gasto energético y como resultado el metabolismo se hace más lento.

ayuno intermitente

Entonces la formula infalible para quemar grasa corporal es: – carbohidratos + ayuno intermitente = – grasa corporal

Si combinas el ayuno intermitente con una alimentación baja en carbohidratos el cuerpo necesitará  muy poca insulina para absorber la poca glucosa que se consume en la ventana de alimentación.

Esto ayuda a mantener su nivel bajo y le da la clave de seguridad al cuerpo para acceder a la reserva de grasa corporal.

Pero no sólo eso, también se aumenta la producción de cuerpos cetónicos, logrando así una quema de grasa más eficiente.

Si se mantienen estos patrones de alimentación de manera consistente y durante el tiempo suficiente, el cuerpo comenzará a quemar grasa de forma rápida y constante.

En conclusión, una de las formas más eficaces de reducir la grasa corporal es a través de la adopción de un patrón  de alimentación bajo en carbohidratos y un protocolo de ayuno intermitente.

Beneficios del Ayuno Intermitente

La estrategia ideal para lograr un mejor metabolismo y una quema más eficiente de grasas.

¡Para obtener más información sobre cómo quemar grasa corporal, te invito a ver el vídeo en el siguiente enlace!

Te invito a conocer nuestras guías De Cero a Keto Guía para Principiantes y Plan de Alimentación haciendo clic en las imágenes

De cero a keto guía para principiantes
de cero a keto: plan de alimentación

Síguenos en Instagram @ketofacil.co

Loading

Sin comentarios

    Deja una respuesta

    SÍGUENOS EN
    ketofacil.co
    Abrir chat
    1
    Escanea el código
    Hola
    ¿En qué podemos ayudarte?