Menú

Pastel Keto de Carne y Champiñones

pastel keto de carne y champiñones

Hoy te traemos esta receta de pastel keto de carne y champiñones, un molde de carne molida de res con salsa de champiñones con crema de leche y queso, con una tostada y deliciosa cubierta gratinada.

El resultado serán unas tajadas de pastel con capas definidas, que se verán espectaculares en el plato.

Si quieres puedes agregar un poco más de champiñones y crema de leche para hacer más salsa y bañar las tajadas con ella, pero no es necesario, la textura de nuestro pastel será jugosa y cremosa.

Es un plato sencillo y muy rápido de preparar, perfecto para un almuerzo o cena, también puedes llevar una tajada o dos a la oficina para tu almuerzo. 

Sin más preámbulos vamos entonces a la cocina:

Ingredientes

500 gramos de carne de res molida

Sal y pimienta al gusto

Laurel seco 1 cucharadita

Orégano seco 1 cucharadita

Mezcla de finas hierbas  1 cucharadita

Ajo en polvo1 cucharadita

2 cucharadas de pasta de tomate sin azúcar

750 gramos de champiñones

2 cucharadas de mantequilla

200 ml de crema de leche

2 huevos

Queso mozzarella en tajadas

Preparación

Pon a precalentar el horno a 180°C / 350° F en modo dorador o con calor arriba y abajo.

Pon una sartén al fuego y agrega la carne molida (picada), si es carne magra agrega antes un poco de manteca de cerdo o mantequilla para evitar que se pegue.

Cuando la carne esté caliente  agrega el laurel, el orégano, las finas hierbas y el ajo y revuelve bien para que la carne se impregne con estos sabores. Salpimienta al gusto.

Deja dorar la carne, removiendo con frecuencia con una cuchara de madera o silicona, la idea es disolver los grumos que se vayan formando para obtener una carne espolvoreada y suelta.

Cuando la carne esté dorada, sin tostar, añade las dos cucharadas de pasta de tomate, revuelve bien, revisa el sabor y corrige si es necesario. Reserva.

Al mismo tiempo que preparas la carne, en una sartén añade las dos cucharadas de mantequilla  y agrega los champiñones cortados en laminas gruesas (corta cada champiñón en tres partes más o menos) para que queden jugosos.

Deja cocinar hasta que suelten su jugo y la mantequilla tome el tono de los  champiñones, color café con leche oscuro

En este momento añade la crema de leche a los champiñones, agrega sal y pimienta, revuelve bien y listo.

Ahora bate los dos huevos con sal y pimienta.

Vamos a armar nuestro pastel keto de carne y champiñones

Engrasa un molde o refractaria rectangular para horno, con un poquito de mantequilla.

Haz una primera capa con la mitad de la carne molida, agrega por encima la mitad del huevo batido y revuelve con un tenedor suavemente para que la carne se impregne con el huevo

Encima agrega la mitad de los champiñones con la crema de leche, desde ahora ten en cuenta que vamos a usar un poco de la salsa por encima del pastel para gratinar, así que no te olvides de reservar un poco de ella.

Cubre con las tajadas de queso mozzarella necesarias para formar una capa completa de queso.

Añade la otra mitad de la carne, el huevo, los champiñones y una nueva capa de queso.

Con una brochita esparce sobre el queso la salsa de los champiñones que reservaste, sólo la salsa sin los trozos de champiñón.

Lleva al horno, con el dorador encendido, por unos 10 minutos o hasta que tome un apetitoso color dorado.

Esta es la función de la salsa que aplicamos encima, al ser crema de leche nos ayuda a dorar y tostar la superficie del pastel.

Cuando tenga ese hermoso color gratinado, retira el pastel del horno y déjalo reposar a temperatura ambiente por al menos 15 minutos.

De esta manera el pastel se pondrá firme y será fácil de cortar en tajadas, si intentas cortarlo de inmediato se te va a desbaratar.

Otra opción es prepararlo el día anterior o con suficiente anticipación y llevarlo a la nevera para que quede más firme, al momento de servir lo cortas en tajadas y las calientas en una sartén, en el horno o en el microondas.

Sugerencias para tu pastel keto de carne y champiñones

Si tienes tocineta a la mano, puedes dorar unos trocitos y agregarlos a la mezcla de carne para darle un toque de sabor ahumado.

Puedes agregar queso parmesano rallado sobre la salsa si te gusta un gratinado más consistente y con un sabor más intenso.

Acompaña el pastel keto de carne y champiñones con una ensalada fresca aderezada con limón y aceite de oliva.

Para ideas de ensalada puedes seguir nuestra Guía para preparar ensaladas.

Sin comentarios

    Deja una respuesta

    Hablemos por WhatsApp