Menú

¿Cómo saber si una dieta es saludable?

cómo saber si una dieta es saludable

Muchas personas se preguntan cómo saber si una dieta es saludable y hoy quiero compartir algunos criterios para entenderlo.

Debemos empezar por definir qué significan  exactamente estos dos términos tan populares  hoy en día: dieta y alimentación.

La dieta es el conjunto de alimentos que ingerimos para cubrir las necesidades de nuestro organismo y aportar nutrientes promotores de salud que aumenten la esperanza y calidad de vida.

Por otra parte, la alimentación es tanto la selección de alimentos como su preparación y su consumo.

Los alimentos aportan sustancias que denominamos nutrientes y que son necesarias  para el mantenimiento de la salud y la prevención de enfermedades.
Entonces volvemos a preguntar ¿Cómo saber si  una dieta es saludable?

En realidad, una dieta no es un conjunto de alimentos sugeridos para perder peso, tampoco una restricción en la ingesta de estos, ni un menú o un plan de alimentación.

Dieta significa Estilo de Vida.

Todos los animales tienen una dieta que depende de su organismo y su hábitat: es el conjunto y la cantidad de alimentos o mezclas de alimentos que consume una especie habitualmente.

Ahora bien, para que una dieta sea correcta y saludable debe ser:

Completa:

Es decir que contenga  todos los nutrientes que se requieren. Por eso lo recomendable es agregar los 3 macronutrientes (carbohidratos, proteínas y grasas) en cada comida.

Variada:  

Combinar los alimentos de cada grupo de nutrientes y una variedad dentro del mismo grupo en las diferentes comidas del día.

Suficiente:

Comer para cubrir las necesidades energéticas del cuerpo, con el fin de lograr un buen funcionamiento y un mantenimiento adecuado.

Equilibrada:

Para lograr una mejor digestión y metabolismo, se deben consumir los alimentos en una proporción que aporte los nutrientes necesarios y genere en el cuerpo los efectos más benéficos.

Adecuada:  

Adaptada a la edad, genero, estado de salud, peso, actividad física, costumbres, vida social y laboral y necesidades específicas del organismo de cada persona, de manera individual y personalizada.

Inocua:

Algo que se debe considerar siempre es que los alimentos que ingerimos  a diario no impliquen riesgos para la salud, sino que por el contrario la beneficien y favorezcan.

El significado correcto de Dieta es el conjunto de alimentos que se consumen cada día.

Sin embargo, se ha popularizado el concepto de “dieta” como un régimen alimenticio que implica algún tipo de privación parcial o restricción al comer.

Entonces una dieta saludable y correcta son los hábitos alimentarios que cumplen con las necesidades específicas, que permiten conservar o alcanzar el peso esperado para la talla y que previene el desarrollo de enfermedades.

El poder de una dieta saludable.

Hablar del poder de la alimentación implica tener en cuenta las propiedades de cada alimento en el correcto funcionamiento del organismo.

Y es más importante aún entender lo que cada uno de estos nutrientes hace en el cuerpo en función de su metabolismo, qué procesos dispara o detiene, que enfermedades provoca o revierte, cómo afecta cada uno de ellos la bioquímica del cuerpo.

Así llegamos a una conclusión fundamental: eres lo que comes.

Todo en tu vida se ve afectado por la calidad de tu alimentación:

Las emociones, la función cerebral y con ella la capacidad de aprendizaje y la memoria.

La longevidad y la calidad de tu  envejecimiento.

Los niveles de energía y tu rendimiento físico, mental y emocional.

La calidad de tus relaciones y tu libido.

Tu estado de salud o enfermedad,

Tu apariencia, tu peso, tu piel, tu pelo, tu figura, las zonas donde acumulas grasa.

El estrés, la depresión y la ansiedad.

La conservación o degeneración de las células, tejidos y órganos de tu cuerpo

En resumen, cada área de tu vida y de tu organismo se ve afectada por la calidad, tipo y cantidad de comida que consumes.

Dieta saludable y su impacto en la salud o enfermedad

La gran mayoría de enfermedades se favorecen o previenen con lo que comes o dejas de comer, tu cuerpo no es sólo un depósito de alimentos que, según su cantidad, determinan lo que pasa en tu organismo.

El cuerpo es una complejísima maquina bioquímica, en él se producen de manera simultánea miles de procesos, las sustancias que ingieres generan diversas reacciones que inducen la secreción de hormonas, aminoácidos y enzimas.

No sólo influye lo que comes

También están las reacciones a nivel cerebral que liberan neurotransmisores que a su vez envían señales a los órganos y glándulas.

Es importante que sepas que estas señales no provienen solamente de lo que comes, sino también de tus pensamientos.

Cada emoción es a la vez la causa y el resultado de lo que piensas y sientes, y lo que piensas y sientes se ve también afectado por lo que permites que ingrese a tu organismo.

Podríamos decir que tu cuerpo es un círculo vicioso, o virtuoso, de nutrientes, químicos, pensamientos y emociones.

Pero hay que resaltar que la calidad de tus emociones, pensamientos y reacciones emocionales dependen en gran medida de lo que comes, entonces volvemos al punto:

Eres lo que comes.

Cambiar tu forma de comer puede cambiar tu vida para siempre, sanarte de manera milagrosa, mejorar la calidad de tus emociones e incrementar tu bienestar.

¿Qué necesitas para alimentarte y estar sano?

Puedes satisfacer tus necesidades nutricionales sin añadir nada a lo natural, es una cuestión de sensatez y sabiduría al elegir lo que comes.

Tu organismo necesita agua, frutas, vegetales, verduras, carnes, huevos… alimentos que provienen de la naturaleza sin otro proceso diferente al que le haces en la cocina.

¿Qué necesitas para estar saludable?

Alimentarte bien, seguir la dieta natural del humano, sin aceptar condicionamientos que te lleven a comer cosas que te hacen daño y te engordan.

Puedes lograrlo haciendo que el proceso sea divertido, agradable y natural.

Estas son algunas ideas que te ayudarán:

Conocer el cuerpo y tu cuerpo:

Conocer el cuerpo es entender que para mantenerlo sano y nutrido es importante comer  lo que proviene de la naturaleza, lo más cerca posible a su estado natural.

También es fundamental escuchar tu cuerpo y observar sus reacciones para saber qué le sienta bien y qué no, cada organismo es único y manifiesta sus propias necesidades, gustos, tolerancias o intolerancias.

No existen reglas universales para determinar lo que le conviene o no a cada organismo.

Aprende a conocer a fondo el tuyo, así estarás en el camino correcto para mejorar tu salud y prolongar tu vida,

cómo saber si una dieta es saludable

Cuidado con el azúcar:

La industria alimenticia aprovecha el poder adictivo del azúcar, para hacer que la gente coma más pues estimula el apetito.

La dieta occidental favorece el consumo de carbohidratos simples como pan, pastas, cereales, galletas, aceites procesados y margarinas.

Todos los alimentos procesados contienen azúcar, su objetivo es estimular el apetito para que comas más,

¡Cuidado!  no sólo la agregan a los alimentos dulces sino a todos.

Este consumo excesivo de azúcar produce obesidad abdominal, diabetes, resistencia a la insulina, inflamación crónica y daño cerebral.

Consumimos muchísima más azúcar y glucosa que las que el páncreas puede procesar, lo dañamos y generamos un desbalance critico en la producción de la insulina.

Y la mayoría de veces la consumes sin siquiera saberlo.

Búscala en las etiquetas, camuflada con más de 60 nombres diferentes dentro de la mayoría de los alimentos del consumo diario para todos.

Para saber más sobre este tema te sugiero ver este vídeo Cómo leer y entender las etiquetas nutricionales

Cuidado con los químicos:

Los alimentos procesados están repletos de ellos, así los hacen más rentables, duraderos, apetitosos y adictivos

Caemos en la trampa de la publicidad y sin darnos cuenta  terminamos consumiendo un alto porcentaje de químicos con un mínimo porcentaje de nutrientes.

Nuestro organismo  no está diseñado para asimilar tanto azúcar, gluten ni químicos.

Lo que sí es natural en los humanos es el gusto por lo dulce, la industria alimenticia lo sabe y ha sabido usarlo a favor de sus intereses.

Calidad vs Cantidad

Lo que importa no es la cantidad sino lo que comes, si comes lo correcto, sin importar la cantidad, no engordarás.

Aunque el objetivo de una buena alimentación no es bajar de peso, si estás sano naturalmente tu peso será el adecuado.

El secreto está en consumir los alimentos apropiados.

Hoy en día la gente come mucho, pero se muere de inanición nutricional, un hambre real porque el cuerpo recibe comida, pero no nutrientes. 

Lo que determina nuestro nivel de salud es la cantidad de macro y micronutrientes que consumimos y no la cantidad de comida.

El objetivo es entrenar a tu organismo para funcionar con grasa, proteínas y carbohidratos de origen natural, sin cambios sustanciales en tu rutina física. 

Aprender a comer de una manera natural que evite los antojos hará que después de un tiempo tu cuerpo se adapte, no a un estado restrictivo, sino a uno más eficiente.

Si tu expectativa es dejar de comer un cierto grupo de alimentos por un tiempo y regresar a los viejos hábitos estás condenado al fracaso.

Hay un criterio que funciona de maravilla: alimenta tu cuerpo con alimentos reales y naturales, obtén nutrientes de los alimentos en el estado más natural posible.

Mientras menos ingredientes tenga un alimento más saludable es, mientras menos procesos haya en su elaboración más conveniente será su consumo.

Ser delgado no es necesariamente ser sano

Por último, bajar de peso y perder kilos no siempre es un indicador de buena salud, por tal razón el criterio para elegir tus alimentos no son las calorías o los gramos de carbohidratos, el criterio es su calidad.

Puedes consumir alimentos light, 0 % grasa, bajos en calorías y en carbohidratos, pero carentes de nutrientes y llenos de químicos.

Es posible que la balanza  te dará el visto bueno, pero ¿es lo correcto?

Bajar de peso y sentirte sin energía, deprimido, cansado y con hambre a toda hora, es el camino más duro y el que te llevará, con toda seguridad, a renunciar tarde o temprano a tus propósitos.

El propósito de una dieta saludable es salud, buena apariencia, energía y longevidad.

Ganarás también confianza y un estado de ánimo inmejorable, sentirte así te hará estar motivado y lograrás resultados sin esfuerzo.

Un último consejo

Te sugiero iniciar con cambios progresivos para poder usar la química de tu cuerpo a tu favor, una vez que entiendas cómo funciona sabrás cómo poner esa máquina maravillosa al servicio de tu bienestar.

Crear una imagen de tu deseo, de lo que quieres para tu salud y tu bienestar  es el primer paso, no lo aplaces, hazlo ahora.

Queremos motivarte a la acción y ayudarte a crear un estilo de vida en el que los hábitos saludables se reflejen en tu vida y en tu cuerpo, un estilo de vida que puedas disfrutar y cuyos beneficios perduren para siempre.

¿Quieres ser keto, pero no sabes cómo comenzar?

En ese caso tal vez quieras conocer nuestra guía de inicio De Cero A Keto en 3 Semanas con acompañamiento personalizado durante tu proceso.

KETO 3 SEMANAS

Loading

Sin comentarios

    Deja una respuesta

    SÍGUENOS EN
    ketofacil.co
    Abrir chat
    1
    ¿Hablamos?
    Escanea el código
    Hola
    ¿Puedo ayudarte?