Menú

Dieta Keto y Salud Cerebral

Hoy vamos a analizar la relación entre dieta keto y salud cerebral, en especial su papel en la prevención y tratamiento de la enfermedad de  Alzheimer  

Es claro que los hábitos alimenticios son cada vez menos saludables, un tipo de alimentación que nos afecta negativamente, facilitando el desarrollo de enfermedades metabólicas.

Los hábitos de consumo y el frenético ritmo de vida urbano nos alejan cada vez más de la dieta de nuestros ancestros y nos llevan a consumir más comida rápida y productos procesados.

La obesidad y la diabetes son dos patologías que reflejan las consecuencias de una alimentación cada vez menos sana y natural

La presencia de estas enfermedades en las sociedades occidentales es creciente, de hecho, los casos a nivel mundial se han triplicado en los últimos 30 años.

Se estima que actualmente hay 711 millones de personas obesas y 422 millones de pacientes con diabetes.

Obesidad y diabetes factores de riesgo neurológico

La obesidad es una condición que se define como un aumento excesivo de grasa corporal.

Por otra parte la diabetes es una enfermedad asociada a niveles elevados de azúcar en sangre.

La diabetes tipo 1 es la incapacidad del páncreas para producir insulina, la hormona encargada de regular el nivel de glucosa en sangre.

En cambio la diabetes tipo 2 es una enfermedad común en pacientes con sobrepeso u obesidad y se encuentra relacionada con el tipo de dieta.

Es decir las  personas afectadas por diabetes tipo 2 sí producen insulina, pero su cuerpo se vuelve resistente a ella y como consecuencia no puede usarla correctamente.

En cualquier caso, el exceso de glucosa es perjudicial para la salud y causante de varios desordenes y enfermedades.

De hecho, muchos estudios demuestran  que la obesidad y la diabetes duplican la probabilidad de padecer Alzhéimer.

Enfermedad de Alzhéimer

Esta devastadora enfermedad se caracteriza por una acumulación excesiva de proteínas en el cerebro, que causa la muerte neuronal y una pérdida progresiva de la memoria.

Con el tiempo el daño neurológico causado por la enfermedad progresa y la persona pierde su identidad y pasa a depender  totalmente de sus cuidadores.

En  los años 90, en estudios liderados por la Dra. De la Monte, se concluyó que muchos de los cambios  patológicos observados en el cerebro de pacientes con Alzhéimer, son similares a los observados en personas obesas o diabéticas.

Estas patologías comparten condiciones médicas como la resistencia a la insulina, altos niveles de  glucosa en sangre y daños celulares asociados a la presencia de radicales libres.

Por esta razón se acuñó el término diabetes tipo 3 para definir este tipo de demencia.

El impacto de la flora intestinal en la salud cerebral

Otro factor que al parecer se relaciona con estas enfermedades es el cambio en la flora intestinal, la comunidad de microbios que vive en nuestro organismo.

Estas bacterias producen sustancias beneficiosas, entre ellas neurotransmisores necesarios para la comunicación neuronal, como la serotonina y la dopamina, que llegan al cerebro con la sangre.

La microbiota “benéfica” también excreta vitaminas y ácidos grasos con efectos neuro protectores, como el butirato.

A raíz de estos descubrimientos, en la última década se viene  demostrando la importancia de la relación intestino-microbiota-cerebro para la salud neurológica y cerebral.

¿Qué relación existe entre la comida y la flora intestinal?

Las enfermedades metabólicas y una alimentación rica en azúcares y grasas ultra procesadas y trans  pueden modificar la composición de la flora intestinal en relativamente poco tiempo.

Esta alteración dañina de los microorganismos  que componen la microbiota se conoce como disbiosis y cada vez más estudios relacionan la disbiosis con el alzhéimer y otras enfermedades del sistema nervioso central.

Un tema que no debería tomarse a la ligera. Se calcula que para el año 2050 el número de enfermos de alzhéimer rondará los 150 millones.

Dieta keto y flora intestinal

Evidencias científicas demuestran que las dietas keto o cetogénicas, basadas en una alimentación  baja en azúcares e hidratos de carbono y alta en grasas, aportan variados beneficios para la salud

Una investigación de la Universidad de California San Francisco (UCSF) ha concluido que este tipo de alimentación tiene un importante efecto sobre la microbiota intestinal humana.

Los cuerpos cetónicos, el subproducto molecular derivado del estado de cetosis nutricional, al cual debe su nombre  la dieta cetogénica, influyen directamente sobre la flora intestinal eliminando la inflamación.

Esto parece indicar que los cuerpos cetónicos tienen un potencial efecto  terapéutico en las enfermedades inflamatorias del tipo autoinmune que afectan al intestino.

Lo que es evidente es la conexión entre los malos hábitos alimenticios, las enfermedades metabólicas y el envejecimiento cerebral acelerado.

En este sentido, los hábitos de alimentación modernos  son un gran enemigo.

Relación dieta keto y salud cerebral

En general, la ansiedad y el estrés causados por nuestro estilo de vida, se traducen en un incremento en el consumo de productos dulces e hipercalóricos.

Por otra parte el sedentarismo, el trabajo en casa y la poca actividad física son otros factores que contribuyen a empeorar la situación.

Para evitar el riesgo es  recomendable abandonar el sedentarismo e incorporar en nuestra rutina diaria una alimentación saludable basada en alimentos naturales.

Y por supuesto optar por una alimentación baja en carbohidratos simples, azucares, almidones y harinas procesadas,.

Y preferir una rica en vegetales y en grasas naturales y proteínas de calidad que mantengan la insulina bajo control.

Veamos por qué  la dieta cetogénica y las  bajas en carbohidratos son la mejor opción para favorecer la salud cerebral y prevenir la aparición de enfermedades neuro y fisio degenerativas.

El cerebro prefiere las cetonas

Existe evidencia, hace más de un siglo, de que ciertas funciones cerebrales dañadas pueden mejorar aumentando el uso de cetonas como combustible cerebral.

En la década 1920, se inició el uso terapéutico de la dieta cetogénica para reducir la frecuencia y gravedad de convulsiones en niños con epilepsia.

Desde entonces, cientos de investigaciones aseguran que aprovechar el metabolismo de las cetonas puede tener aplicaciones poderosas en otras enfermedades cerebrales.

Existe mucha información  sobre los efectos positivos de la dieta cetogénica en migrañas, cáncer cerebral, y lesiones cerebrales causadas por traumas.

La mayor parte de esta información proviene de la experiencia de  personas que al adoptar la dieta keto reportan mejoras en su ansiedad, depresión y trastorno bipolar, pero la base investigativa, aunque prometedora, es escasa.

Alzheimer y  resistencia del cerebro a la insulina

En la enfermedad de Alzheimer se ha documentado resistencia a la insulina en el cerebro, que dificulta la absorción de glucosa como combustible.

Este es un claro factor asociado con la enfermedad de Alzheimer y que ha llevado a que algunos investigadores denominen al  Alzheimer como Diabetes tipo 3

La resistencia del cerebro a la insulina, impide que utilice la glucosa, sin importar el nivel de azúcar en sangre, lo que explicaría los índices de Alzheimer entre personas con diabetes.

Desde principios de 1980, a través del uso de la exploración PET, se sabe que el metabolismo de la glucosa en el cerebro se afecta en las personas con Alzheimer.

La incapacidad de un cerebro envejecido para absorber la glucosa, genera una brecha energética que aumenta el riesgo de disfunción neuronal y deterioro cognitivo.

Fuente: Dr. Stephen Cunnane, PhD, de la Universidad de Sherbrooke, en Quebec, autor de más de 60 estudios que evalúan el metabolismo de la energía cerebral por medio de imágenes PET  

Estos estudios se orientan a la enfermedad de Alzheimer y otras demencias y han encontrado que aunque la capacidad del cerebro de captar la glucosa disminuye en casos de Alzheimer temprano, la de utilizar las cetonas para obtener energía no se ve afectada.

Entonces si el cerebro ya no funciona bien con la glucosa, sería sensato cambiar el combustible a cetonas, con una dieta cetogénica o suplementos de cetonas.

“Intentar tratar el déficit cognitivo temprano en la enfermedad de Alzheimer por medio de intervenciones cetogénicas en ensayos clínicos es seguro, ético y científicamente bien fundado”

Dr. Stephen Cunnane

Así lo señaló Cunnane en un artículo de 2016 titulado: “¿Pueden las cetonas ayudar a rescatar el suministro de combustible cerebral en la tercera edad?”

Por otra parte la revista Neurochemistry asegura en un artículo publicado en 2017, que las cetonas como combustible cerebral han demostrado aportar muchos beneficios:

  • Mejorar la respiración mitocondrial  y la producción de energía
  • Incrementar los factores de crecimiento neuronal
  • Fortalecer la comunicación entre las sinapsis
  • Reducir la inflamación del cerebro
  • Reducir el estrés oxidativo.

Estos efectos, señala el documento, parecen tener implicaciones positivas a futuro, para una amplia variedad de funciones cerebrales.

Conclusión:

Es claro que la disminución en la calidad de nuestra alimentación no sólo ha generado una epidemia de enfermedades físicas sino también mentales.

También existen múltiples evidencias de los efectos negativos del alto consumo de carbohidratos refinados.

En especial las harinas, repostería, cereales, jugos de fruta y aceites vegetales y de semillas refinados y procesados.

Es claro que estos ingredientes, tan comunes en la alimentación moderna, son activadores muy potentes de la inflamación y la oxidación.

Dos condiciones que se vinculan estrechamente con muchos trastornos de salud mental y con  muchas enfermedades físicas.

Vale la pena iniciar una dieta cetogénica para perder peso y aún más valioso conservarla como un estilo de vida, para preservar la salud de nuestro órgano más importante.

Si deseas experimentar los beneficios de una alimentación cetogénica tenemos Keto 3 Semanas

Un programa para iniciarte en una de las más rápidas y efectivas estrategias de pérdida de peso, que además mejora tu salud física y cerebral.

KETO 3 SEMANAS

Descargo de responsabilidad

Nuestra misión es guiarte, motivarte y orientarte para lograr un estilo de vida sano basado en una alimentación baja en carbohidratos.

Para tal fin creamos contenido que te ayude a obtener  el conocimiento, la estrategia y la motivación que te pueda beneficiar.

Sin embargo no podemos  garantizar ningún resultado ya que este depende del uso que el lector le dé a nuestra información y de la manera como aplique en su caso particular los recursos ofrecidos.

El uso de nuestro sitio web, contenidos, recetas y material informativo es bajo tu propia responsabilidad.

La información en https://www.ketofacil.co/ y en nuestras redes sociales, no constituye una recomendación médica y tampoco puede sustituir la consulta con un profesional médico.

Si tienes preguntas o dudas sobre cualquier afección médica que puedas tener, por favor, ponte en contacto con tu médico.

Si sufres alguna condición médica o tomas medicinas formuladas, tu medico deberá hacer un seguimiento de los cambios en tu organismo y un ajuste en tu medicación.

Sin comentarios

    Deja una respuesta

    Hablemos por WhatsApp